Terapia para jóvenes

La terapia infantil consiste en una variedad de técnicas y procedimientos destinados a generar el bienestar cognitivo, emocional, conductual y social del niño. Todos los niños son, por naturaleza, inocentes, alegres, curiosos, creativos, activos y curiosos, y es el deber de todos los adultos permitirles continuar usando estos recursos para que estén llenos y felices.

bare-feet-boy-child-262103.jpg
Woman on Window Sill

El proceso de comenzar la terapia con niños y adolescentes a menudo implica cierta persuasión de los padres, es importante trabajar también con sus padres y el resto de la familia para implementar y fortalecer lo que se aprende en la terapia. La salud mental de los niños depende en gran medida sobre la salud mental de los padres, es por eso que en la terapia infantil un contacto directo y constante con los padres es esencial y se mantiene durante todo el tratamiento.

  • Manejo de Casos

Proceso del Tratamiento 

blur-boy-child-1598122.jpg

Estas son algunas de las áreas de comportamiento de niños y adolescentes que tratamos:

  • TF-CBT

  • CFTSI

  • Consejería para padres

  • Depresión 

  • Trastorno de ansiedad generalizada

  • Trastornos por uso de sustancias

  • Ataques de Pánico

  • Fobia social y más...

Todos los terapeutas de MCC trabajaron a través de una perspectiva informada del trauma. La creencia central de este tipo de enfoque es preguntarnos "¿qué les sucedió?" en lugar de "¿por qué hacen eso?". Nuestros médicos están capacitados en TF-CBT (Terapia cognitiva conductual informada por trauma) y utilizan muchos conceptos del modelo de tratamiento de CF-TSI (Intervención de estrés traumático infantil y familiar). En ambas modalidades de tratamiento, los padres o cuidadores son un componente esencial de los resultados exitosos de la terapia.

 

El lenguaje utilizado en la terapia infantil es principalmente no verbal, y se utilizan otros métodos, como el juego y la dinámica, que permiten al niño comunicarse en su nivel de desarrollo. Los terapeutas infantiles son expertos en crear vínculos de confianza con los niños, lo que favorece la comunicación para el uso de actividades, a menudo el procesamiento y el aprendizaje se logra mediante representaciones y juegos simples. Con frecuencia, los niños no pueden convertir sus acciones o sentimientos en palabras, por lo que el terapeuta infantil es una persona capaz de comprender estas formas de expresión, facilitando así la comunicación con ellos.